martes, 16 de marzo de 2010

18) Francia. Amiens. Catedral de Notre Dame.



Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Catedral de Notre Dame. Transepto sur. La Virgen Dorada. (Foto de Jesús Díaz).
























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada oeste. Portada del Juicio Final. Le "Beau Dieu". (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Rio Somme y barrio de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz).


















 Amiens. Arquitectura tradicional. (Foto de Jesús Díaz).



















Amiens. "Les Hortillonnages". Los Huertos. (Foto de Jesús Díaz).


CIUDAD DE AMIENS.

1) LA CATEDRAL DE NOTRE DAME.
A) Introducción.
B) Planta de la catedral.
C) Recorrido exterior.
D) Un vistazo interior.
2) OTROS EDIFICIOS DE LA CIUDAD.
3) ARQUITECTURA TRADICIONAL.
4) LES HORTILLONNAGES.

1) LA CATEDRAL DE NOTRE DAME.

A) INTRODUCCIÓN.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. (Foto de Jesús Díaz). Para Violet le Duc, arquitecto restaurador del  romanticismo en el siglo XIX, es la catedral que mejor cumple los ideales del gótico en Francia. Supone su pleno desarrollo.  Para Marcel Aubert es la summa racional de la arquitectura gótica. Es la catedral gótica más moderna, la arquitectura llega a su máxima ascensionalidad y en planta está dentro de la triada clásica, Chartres, Reims, Amiens. En 1218 un incendio fortuito destruyó la catedral románica y el obispo de Amiens y el Dean del cabildo decidieron rehacerla. La primera piedra se colocó en 1220 (Chartres, 1194, tras un incendio, Reims en 1211). Entre 1220 y 1288 se sucedieron en los trabajos tres maestros de obras, Robert de Luzarches, Thomas de Cormont y su hijo Renault de Cormont. La nave mayor se acabó, salvo las bóvedas, en 1236, para esa fecha la fachada occidental se había edificado ya hasta el primer piso y la escultura de las tres portadas estaba casi acabada. Sin proseguir las obras de la fachada se inician los trabajos en el transepto en 1236 y en 1238 se inicia la cabecera. La girola y las capillas radiales estaban acabadas en 1247 y la capilla mayor con su triforio calado, en gótico radiante, se termina en 1269. Las torres occidentales son relativamente tardías, la del sur del siglo XIV y la del norte del siglo XV. La revolución francesa la respetó bastante. Violet le Duc la restauró más por deterioro de la piedra que por destrozos de la revolución A él se debe la esbelta y elevada aguja calada del crucero y los pináculos que se alzan sobre algunos contrafuertes. Frente a Reims que muestra el gótico radiante en su fachada occidental, Amiens lo exhibe en su cabecera. Dos esculturas famosas protagonizan la escultura de Amiens, el Jesús, Juez (Beau Dieu) en el parteluz de la portada oeste central (esculpido hacia 1230-1236, en línea con los Cristos bendicientes de Chartres y París,  y caracterizado por su elegancia y serenidad) y la Virgen dorada, por el oro de su corona, del parteluz de la portada del transepto sur. Se esculpió en la segunda mitad del siglo XIII y se caracteriza por su sentimiento y ternura, se representa a la Virgen ya no como trono de sabiduría sino como Madre. Procede del estilo inaugurado en la fachada norte de Notre Dame de París, en la puerta del claustro, y en el parteluz de lapuerta baja de la Sainte Chapelle de Paris.

B) PLANTA DE LA CATEDRAL.



Amiens. Planta de la catedral  de Notre Dame tomada de http://www.catedralesgoticas.es/mi_planos_f.php. La planta de la catedral es basilical de cruz latina, tiene un transepto occidentalizado con un coro profundo de cuatro tramos. Dispone de un cuerpo de tres naves y en la cabecera cinco por añadidura de dos breves colaterales de tres tramos cada una. El transepto también tiene tres naves con bóveda de tramos rectangulares en la central y cuadrados en las laterales. Todas las bóvedas son de crucería simple salvo el crucero que complica su nervadura añadiendo terceletes y ligaduras. Tiene girola que envuelve la capilla mayor y siete capillas radiales , la axial más profunda, con dos tramos previos al ábside.

C) RECORRIDO EXTERIOR.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Torres, rosetón y galería escultórica con friso de reyes. (Foto de Jesús Díaz). Las torres realizadas en el siglo XIV la sur y en el XV la norte no se coronan con agudos chapiteles lo que resta al conjunto cierta ascensionalidad, pero queda compensado por la altura de la flecha que Violet Le Duc construyó sobre el crucero.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle de la torre sur realizada en el siglo XIV. (Foto de Jesús Díaz). Ventanas apuntadas, a modo de ventanas geminadas, con remate conopial y altos gabletes rasgan las caras del último cuerpo de la torre desmaterializándola. Pináculos con cardinas, esculturas, gárgolas, arquillos ciegos escarzanos dispuestos en discreta galería y una balaustrada de coronamiento adornan la torre.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle de la torre sur. (Foto de Jesús Díaz). Un torreoncillo poligonal con chapitel piramidal de pizarra culmina lateralmente la torre.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle del rosetón.(Foto de Jesús Díaz). El rosetón muestra ya tracería flamígera muy fina y delicada. En su centro luce un pequeño escudo en piedra. El círculo moldurado exterior se adorna con flores, rosetas, hojas de acanto y  las enjutas se ornamentan con dos trilóbulos




















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle de la galería escultórica.(Foto de Jesús Díaz). Un friso  o galería de reyes dispuestos en posición erguida discurre bajo el gran rosetón prolongándose por las torres laterales. Son reyes del Antiguo Testamento, coronados, con bastones de mando en sus manos e indumentaria elegante clásica.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle de pequeño rosetón. (Foto de Jesús Díaz). Un bellísimo tondo que muestra un exalóbulo, con profusa decoración floral, luce entre las portadas central o del Juicio Final y la de San Fermín.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Gárgola. (Foto de Jesús Díaz). Diversas gárgolas zoomorfas e híbridos del bestiario medieval emergen horizontales desde la verticalidad de la fachada en varios niveles dándole atractivo y misterio.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle de las portadas.(Foto de Jesús Díaz). Tres portadas, la central de mayor altura y elevación, dan entrada a las tres naves del cuerpo de la catedral. Tienen, como es habitual, un fuerte abocinamiento que permite el despliegue de numerosas arquivoltas que apean sobre estatuas columna, todo ello con profusa ornamentación escultórica. Todas ellas tienen parteluz, dintel y tímpano con bellísimas esculturas. La portada central es la del Juicio final y en su parteluz se muestra el famoso "Beau Dieu", El Buen Dios o dios bendiciente. La portada sur está dedicada a la Virgen María y la norte a San Fermín, obispo de Amiens en el siglo IV, discípulo de San Saturnino de Toulouse y patrono de la ciudad; su figura se muestra en el parteluz. Las tres portadas son ojivales y culminan en gabletes decorados con cardinas y trilóbulos en su hastial. Entre las portadas se elevan verticalmente contrafuertes con pináculos decorados y sobre ellas se despliega horizontalmente una galería de arcos apuntados de hermoso y delicado trazado.
























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio final. (Foto de Jesús Díaz). Vemos en la imagen la portada central esculpida en torno a 1236. En los registros del tímpano  se representa el Juicio Final, de ahí su nombre. En el registro inferior, subdividido en dos frisos y delimitado por cornisillas decoradas con roleos, vemos la resurrección de los muertos al sonido de cuatro ángeles trompeteros. En el centro San Miguel pesa las almas con una balanza para decidir si van al cielo o al infierno, en la conocida escena o iconografía de la Psicóstasis. El demonio en la parte inferior intenta inclinar el platillo a su lado. En el registro intermedio los ángeles conducen a los elegidos, vestidos, al cielo en la parte izquierda según observa el espectador y los demonios llevan a los condenados, desnudos, al infierno,  representado por el monstruo Leviatán que abre sus enormes fauces para tragarlos sin misericordia. En la parte superior del tímpano vemos a Cristo, sedente y frontal, molstrando sus heridas en las manos. Le flanquean la Virgen María y San Juan Evangelista y cuatro ángeles, dos orantes y dos portando instrumentos de la Pasión, la Cruz y la lanza; encima Dios con dos espadas dirigidas a su boca y dos ángeles músicos. Las arquivoltas, decoradas con numerosos ángeles y santos dispuestos longitudinalmente, apean en estatuas-columna ornamentadas con apóstoles, santos, profetas, cobijados bajo doseletes y apoyados sobre peanas. Un friso con relieves insertos en cuadrilóbulos adorna la parte inferior de las jambas de la portada. En el centro el parteluz muestra a Cristo Bendiciente, el Beau Dieu que apea en un pedestal con el rey Salomón.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle de la portada del Juicio Final. Vista "di sotto in su" de las arquivoltas. (Foto de Jesús Díaz). Apreciamos en esta imagen el abocinamiento y profundidad de la portada y su rica ornamentación escultórica.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio final. Vista del tímpano. (Foto de Jesús Díaz). La decoración escultórica "horror vacui" llena de forma profusa todo todos los espacios del tímpano.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle izquierdo del tímpano. (Foto de Jesús Díaz). Vemos a los Elegidos dirigirse al cielo, conducidos por ángeles. en el registro superior apreciamos a Cristo barbado y con nimbo crucífero, mostrando las heridas de sus manos provocadas en la Crucifixión. La Virgen María se arrodilla orante ante Él mientras un ángel erguido lleva la Cruz de la Pasión y otro ángel, en posición genuflexa, ora ante Él.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle izquierdo del tímpano. (Foto de Jesús Díaz). La Virgen María está ya coronada y viste túnica y manto. Un tejadillo de trilóbulos y arquitecturas en relieve se despliega sobre este friso.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle derecho del tímpano. (Foto de Jesús Díaz). En la parte inferior vemos a los condenados en el Juicio Final que son conducidos por demonios hasta la boca de Leviatán, del Infierno. En la parte superior vemos a Cristo mostrando las llagas de sus manos; a su lado San Juan Evangelista arrodillado, un ángel con la lanza de Longinos de la Crucifixión y un ángel alado arrodillado en posición orante.

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle derecho del tímpano. (Foto de Jesús Díaz).


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Tímpano. San Miguel pesando las almas. (Foto de Jesús Díaz). Observamos la escena de la Psicóstasis o pesaje de las almas. San Miguel Arcángel, erguido, sostiene la balanza, en uno de los platillos vemos un cordero, simbolizando las obras buenas de la persona enjuiciada, en el otro platillo vemos una cabeza monstruosa, representando las obras malas. Un demonio alarga su mano para inclinar tramposamente este platillo hacia  si y conseguir el alma para el infierno.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle izquierdo del tímpano. Angel trompetero llamando al Juicio Final. (Foto de Jesús Díaz). Los muertos salen de sus sepulcros al escuchar el sonido de las trompetas. La escena muestra movimiento, dinamismo.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle derecho del tímpano. Angeles trompeteros llamando al Juicio Final.(Foto de Jesús Díaz). Los ángeles soplan con entusiasmo sus trompetas hinchando de aire sus bocas.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de las arquivoltas. (Foto de Jesús Díaz). Las arquivoltas muestran numerosos personajes, ángeles, santos,  damas caballeros, escenas infernales.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de las arquivoltas con escenas del Infierno. (Foto de Jesús Díaz). Vemos en estas escenas diferentes castigos de los condenados al Infierno; en el centro los demonios introducen a los castigados en una gran olla; dos pequeños demonios manejan sus fuelles para avivar las llamas del fuego; a la izquierda otros, de caras horrendas, golpean y martirizan a algunos condenados desnudos; a la derecha un personaje desnudo y con los ojos vendados monta a caballo y con una espada corta ha abierto el abdomen de un condenado que monta tras él en el mismo corcel, sus intestinos se desparraman.






















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. El "Beau Dieu", El Buen Dios. (Foto de Jesús Díaz). En el parteluz luce bajo un dosel el Buen Dios, Cristo erguido, bendiciente, vestido con indumentaria clásica, túnica y manto. Bendice con la mano derecha y porta el libro en la izquierda. Dos angelitos turiferarios airean sus incensarios en los laterales del dosel. Cristo se apoya sobre dos animales y se yergue sobre un pedestal.






















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. El "Beau Dieu". (Foto de Jesús Díaz). Vemos a un Cristo barbado que esboza una ligera sonrisa, en posición frontal, y con cierto hieratismo.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle del "Beau Dieu". (Foto de Jesús Díaz). Cristo apoya sus pies en sendos animales del bestiario medieval, uno de ellos se asemeja a un león y el otro muestra rasgos mezclados de serpiente, dragón, mamífero. Debajo en el pedestal vemos un pequeño cuerpo arquitectónico a modo de ciudad amurallada y otro cuerpo decorado con vides y racimos de uva.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle del "Beau Dieu". (Foto de Jesús Díaz). El dosel muestra trilóbulos y una bella y compleja arquitectura gótica de ventanales ojivales.

Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle del pedestal del "Beau Dieu". (Foto de Jesús Díaz). La parte inferior del pedestal consiste en un bellisimo cuerpo a modo de templete abierto soportado por cuatro columnas; en la parte frontal vemos una escultura del rey Salomón, o quizás David, con corona y bastón de mando; es un personaje barbado vestido con lujosa indumentaria clásica.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle del pedestal del "Beau Dieu". (Foto de Jesús Díaz). En los laterales del pedestal, en cuya cara frontal está el rey Salomón, se representan unos bellísimos jarros con plantas floreadas que ascienden ansiosas  hasta la ojiva del arquillo del dosel. El contraste luz-sombra es espléndido. La parte ciega se decora con rosetas de cuatro pétalos repetidas en disposición simétrica.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de la jamba izquierda. (Foto de Jesús Díaz). Las arquivoltas apean en estatuas-columna decoradas con apóstoles, con sus atributos identificadores, santos, y todos ellos protegidos con doseles.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de la jamba derecha. (Foto de Jesús Díaz). Bajo las estatuas-columna se despliega, a ambos lados de la portada, un friso con dos hileras de cuadrilóbulos con bellos relieves en su interior.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de la jamba derecha. (Foto de Jesús Díaz). Las estatuas-columna descansan sobre peanas que exhiben hermosas arquitecturas de ciudades torreadas y almenadas, con arcos trilobulados y atractivos telamones, entre ellos reyes coronados, situados  en difíciles posiciones con los cuerpos torsionados,  que soportan o parecen soportar las peanas.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de la jamba izquierda. (Foto de Jesús Díaz). A diferencia de los telamones de la imagen anterior, los apóstoles se representan en posiciones serenas, tranquilas, sin apenas movimiento salvo el leve giro de sus cabezas y el contenido movimiento de sus manos.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de la jamba derecha. (Foto de Jesús Díaz). Los personajes de las estatuas-columna, en su mayoría barbados, muestran objetos en sus manos, cruces, espadas, etc. quizás atributos.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de la jamba derecha. (Foto de Jesús Díaz). Los personajes de las estatuas-columna visten túnicas de pliegues tubulares que caen limpiamente hasta sus pies desnudos y mantos, algunos terciados, que exhiben pliegues más atrevidos.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada del Juicio Final. Detalle de las arquivoltas. (Foto de Jesús Díaz).






















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de la Virgen. (Foto de Jesús Díaz). Se sitúa a la derecha de la portada del Juicio Final, según observa el espectador. Su estructura es muy similar a la principal que acabamos de analizar. Tiene un fuerte abocinamiento y profundidad, numerosas arquivoltas que descansan en estatuas-columna, parteluz con la imagen de la Virgen y el Niño, tímpano esculpido y friso inferior con relieves insertos en cuadrilóbulos. La portada se inspira en una de las portadas occidentales de Notre Dame de Paris.




















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de la Virgen. Tímpano, dintel y arquivoltas. (Foto de Jesús Díaz). El tímpano triangular curvilíneo se compone de tres frisos o registros superpuestos horizontales. En el inferior se representa en el centro el Arca de la Alianza flanqueada por tres reyes y tres profetas. En el segundo registro se representan dos escenas, la  Dormición de la Virgen y su entierro. En el registro superior se representa a la Virgen, junto a Cristo, ambos sedentes, siendo coronada por los ángeles. Flanquean a Cristo y su Madre ángeles turiferarios y velarios.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de la Virgen. Tímpano con la  coronación de la Virgen. (Foto de Jesús Díaz). Los personajes al igual que en la escultura  románica se adaptan a la perfección al marco arquitectónico, según la ley de adaptación al marco de Focillón y se representan según una perspectiva espiritual, los personajes importantes, Cristo, la Virgen son de mayor tamaño que los ángeles que les flanquean.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de la Virgen. Detalle del tímpano con la Dormición de la Virgen. (Foto de Jesús Díaz). Los apóstoles en posición erguida rodean la cama de la Virgen y se lamentan por el suceso. Uno de ellos porta una gran cruz procesional de vistosa orfebrería.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de la Virgen. Detalle del tímpano con el entierro de la Virgen. (Foto de Jesús Díaz). En esta escena la Virgen aparece en posición similar a la anterior, en que se representa su Dormición, y está rodeada por numerosos ángeles velarios y turiferarios de rostros jóvenes y barbilampiños, a diferencia de los apóstoles y Jesús de la Dormición que mostraban rostros barbados salvo San Juan Evangelista.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de la Virgen. Dintel con el Arca de la Alianza flanqueada por profetas. (Foto de Jesús Díaz). Los personajes están sedentes, visten indumentaria de movidos pliegues, sus rostros tienen fuerza y carácter, muestran luengas y movidas barbas; el personaje de la derecha es Moisés, porta las tablas de la ley y exhibe dos cuernecillos en su cabeza.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de la Virgen. Dintel con el Arca de la Alianza flanqueada por profetas. (Foto de Jesús Díaz).























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. (Foto de Jesús Díaz). San Fermín fue obispo de la ciudad de Amiens en el siglo IV, fue discípulo de San Saturnino de Toulouse. En el tímpano se representan escenas de su leyenda en dos registros, en el dintel personajes sedentes (obispos, etc.)  y en el parteluz una escultura suya. Las arquivoltas muestran decoración escultórica figurada (ángeles, santos, obispos, etc.)  y floreal (hojas carnosas, etc) y apean sobre estatuas columna que muestran ángeles, santos, etc.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle del santo y pedestal. (Foto de Jesús Díaz). San Fermin se representa erguido, bendiciendo con su mano derecha y portando el báculo en la izquierda. Viste indumentaria episcopal. Se yergue su figura frontal sobre un alto pedestal ornamentado con relieves que en su parte inferior es de forma poligonal. El santo queda cobijado por un hermoso dosel arquitectónico.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle del santo. (Foto de Jesús Díaz). San Fermín, cuyo rostro hierático mira al frente,  pisa con sus pies a un personaje que se defiende con sus manos.

Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle de cuadrilóbulos relivarios. (Foto de Jesús Díaz). Al igual que en el resto de las portadas los laterales inferiores, bajo las estatuas columna, se decoran con un friso corrido de dos hileras de cuadrilóbulos con decoración relivaria.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle de cuadrilóbulos relivarios. (Foto de Jesús Díaz). El friso de cuadrilóbulos se prolonga a lo largo de toda la fachada y queda enmarcado por dos resaltes moldurados.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle del dintel con santos sedentes. (Foto de Jesús Díaz). Los santos obispos,  al igual que en la imagen posterior, visten ropajes elegantes con numerosos pliegues y portan mitras en sus cabezas y, varios de ellos,  báculos en sus manos. Sus rostros, barbados o barbilampiños, son alegres, risueños, esbozan una leve sonrisa.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle del dintel con santos sedentes. (Foto de Jesús Díaz). El escultor ha conseguido otorgar a estos personajes dinamismo especialmente con el movimiento conferido a sus manos.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle del tímpano con escenas de su vida. (Foto de Jesús Díaz).


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle del tímpano con escenas de su vida. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle con escenas de su vida. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Portada de San Fermín. Detalle del tímpano con escenas de su vida. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Santos entre portadas. (Foto de Jesús Díaz). Se representan erguidos, vestidos con indumentaria clásica, túnicas y mantos y cobijados por bellos doseles; apean sobre peanas de atractiva y delicada factura.

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle de santos entre portadas. (Foto de Jesús Díaz). Los personajes escultóricos muestran filacterias en sus manos por lo que probablemente  se trata de profetas.

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Detalle de santos a la derecha de la portada de la Virgen. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental. Vista "di sotto in su". (Foto de Jesús Díaz). Obsérvese la bellísima imagen de la fachada de la catedral vista desde la propia base de las portadas occidentales.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada occidental y meridional. Vista "di sotto in su". (Foto de Jesús Díaz). La volumetría y juego de entrantes y salientes de la fachada occidental y en general del conjunto arquitectónico de la catedral, impresiona y apabulla.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional. Detalle. Escultura de San Cristóbal. (Foto de Jesús Díaz). Si continuamos el recorrido exterior de la catedral por el sur observamos esta maravillosa portada ojival  que se decora con un cuadrilóbulo inserto en el gablete y dos santos colocados en las enjutas; los santos se muestran erguidos bajo doseles y apoyados en peanas. A la derecha de la portada vemos un ventanal ciego apuntado que sirve de marco a una gran escultura de San Cristóbal portando al Niño Jesús sobre sus hombros.

Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada sur. Escultura de San Cristóbal con el Niño Jesús. (Foto de Jesús Díaz). Vemos a San Cristóbal erguido, con largas barbas, sosteniendo al Niño Jesús, que está sobre sus hombros, por los piececitos . San Cristóbal tiene los párpados caídos, parece embelesado  por el acontecimiento que está viviendo. San Cristóbal, protector frente a la muerte repentina, se representaba habitualmente ya en la Edad Media en lugares públicos, puertas de ciudades y muralles, iglesias, ya fuera en escultura o en pintura, para que quien quisiera lo mirara y de esa forma, según la leyenda, ese día no moriría de forma repentina e inesperada. De ahí su protección de los conductores.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional. Anunciación. (Foto de Jesús Díaz). Vemos en esta imagen una espléndida representación de la escena de la Anunciación, el arcángel San Gabriel, a la izquierda, de perfil, anuncia a María que dará a luz a Jesús; la Virgen, en posición frontal y con una delicada inclinación, recibe la noticia. Ambos personajes se representan sobre peanas y ocupando los dos espacios de la ventana geminada ciega enmarcada por el gran vano ojival gótico.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional. Vista del transepto sur. (Foto de Jesús Díaz). Observamos en la imagen la fachada del brazo meridional del transepto. En la parte inferior vemos la portada de la Virgen Dorada, sobre ella el triforio con vitrales y en la parte superior, bajo el hastial, vemos el claristorio con su gran rosetón. En la segunda planta de las naves laterales apreciamos los arcos arbotantes.
























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional. Transepto sur. (Foto de Jesús Díaz). El muro del transepto sur queda rasgado casi desmaterializado en su integridad en su parte media y superior, la correspondientre al triforio y al claristorio-rosetón. Dos contrafuertes laterales culminan en vistosos pináculos que junto al hastial contribuyen a dar ascensionalidad a la fachada sur. Esculturillas diversas  adornan la fachada.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. (Foto de Jesús Díaz). La portada que vemos corresponde a la nave central del transepto, fue construida en torno a 1245 y se le denomina dorada por que en un tiempo estuvo dorada al menos en partes como nimbos y coronas de los personajes representados. El neoclasicismo eliminó los dorados. La Virgen  que sostiene al Niño con su brazo izquierdo, se representa en el parteluz sobre un alto pedestal y bajo un bello dosel arquitectónico, en el que tres angelillos sostienen un nimbo tras su cabeza coronada. Es una Virgen Madre, sonriente, en la línea de la que luce en la puerta del claustro de Notre Dame de París y en el parteluz de la puerta baja de la Santa Capilla de París.

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. (Foto de Jesús Díaz). La portada carece de la profundidad y fuerte abocinamiento que observábamos en las portadas occidentales pues únicamente tiene cuatro arquivoltas que descansan en sendas estatuas-columna. En las arquivoltas se representan numerosos personajes, ángeles, santos, etc. todos en disposición longitudinal con respecto a la arquivolta, no en sentido radial como era característico en el románico. 

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Vista del dintel y el tímpano. (Foto de Jesús Díaz). En el dintel de la portada se representa un apostolado. En el tímpano vemos tres registros superpuestos paralelos con escenas de la leyenda de San Honorato, devoto de la Virgen, (los dos registros inferiores) y del entierro de María (registro previo al Calvario). Culmina el tímpano con una Crucifixión; flanquean a Cristo la Virgen María y San Juan Evangelista, erguidos, y dos ángeles turiferarios genuflexos.


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Dintel. Detalle del apostolado. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Dintel, detalle del apostolado. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Dintel, detalle de apostolado. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas de la leyenda de San Honorato. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas de la leyenda de San Honorato. (Foto de Jesús Díaz).



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas de la leyenda de San Honorato. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas de la leyenda de San Honorato. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas de la leyenda de San Honorato. (Foto de Jesús Díaz).
Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas de la leyenda de San Honorato. (Foto de Jesús Díaz).


Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas del Entierro de la Virgen en el Valle de Josafat. (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas dek Entierrro de la Virgen. (Foto de Jesús Díaz). En el momento de ser transportada la Virgen en el féretro, un judio, Judas,  pregunta a los apóstoles, ¿qué lleváis?; responden, el cuerpo de María; No podéis enterrarla en Josafat, dicen los judíos; echan sus manos al ataud y se convierten en muñones y no se pueden despegar; se arrepienten al observar el milagro y son perdonados recuperando su riego sanguíneo en las manos. Se celebra el entierro. Esta escena se representa también, por ejemplo, en la cripta de San Esteban de Sos del Rey Católico y en una portada del claustro de la catedral de Pamplona.


Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Escenas del Enteirro de la Virgen. (Foto de Jesús Díaz).



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Tímpano. Tímpano con la escena de la Crucifixión. (Foto de Jesús Díaz).














Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Detalle de la arquivolta izquierda. (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Detalle del coronamiento de las arquivoltas. (Foto de Jesús Díaz).


Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Detalle de la arquivolta derecha. (Foto de Jesús Díaz).
























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Escultura de la Virgen con el Niño. (Foto de Jesús Díaz). Se trata de una Virgen maternal que muestra su amor filial al Niño Jesús. Madre e Hijo se miran con dulzura. La virgen porta una elegante corona dorada y viste toca en su cabeza y túnica y manto en su cuerpo sinuoso dispuesto en curva praxiteliana con cierto contrapposto de la figura. El Niño es realmente un niño y no un hombrecito pequeño como en el románico.


Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Pedestal del parteluz. (Foto de Jesús Díaz). Observamos el bello pedestal poligonal que muestra  dos galerías superpuestas de arquillos trilobulados y con gablete, que sirven de cobijo a diversos personajes























Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Transepto sur. Portada de la Virgen Dorada. Pedestal del parteluz. Detalle. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Fachada meridional.Construcciones góticas. (Foto de Jesús Díaz).
Amiens. Catedral de Notre Dame. Vista general desde el sureste. Abside.(Foto de Jesús Díaz). Vemos en esta imagen en el ábside el bosque ordenado de vanos apuntados cerrados con vidrieras  en tres niveles, arcos formeros, triforio y claristorio que en la cabecera corresponderían  si nos trasladamos en altura de abajo hacia arriba, a los propios absidiolos, a la girola y a la nave central. El gótico radiante se manifiesta plenamente en el ábside. Pináculos, gabletes,  arcos arbotantes y tejados de pizarra completan el bello juego visual que nos muestra la catedral en esta perspectiva tomada desde el sureste.



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Vista desde el este. Detalle de la parte superior del ábside. (Foto de Jesús Díaz). Vemos en esta imagen la ascensionalidad, la verticalidad tan característica del gótico que se manifiesta especialmente en la aguja calada que  Violet le Duc añadió a la catedral en las restauraciones realizadas en el siglo XIX.


Amiens. Catedral de Notre Dame. Vista general desde el sureste. (Foto de Jesús Díaz).



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Vista general del ábside. (Foto de Jesús Díaz). Multitud de contrafuertes o estribos que culminan en pináculos recogen los empujes de las bóvedas de crucería de la catedral mostrándose al exterior al igual que los arcos arbotantes que derivan dichos empujes hasta los estribos.

Amiens. Catedral de Notre Dame. Detalle de pináculos en el ábside. (Foto de Jesús Díaz). El juego de diferentes cuerpos arquitectónicos, (absidiolos, girola, naves, estribos, arcos arbotantes) y de esculturas (gárgolas, relieves florales, estatuillas) nos regalan un conjunto constructivo variado, diverso, dinámico, mostrándonos la enorme habilidad de los maestros del gótico.
























Amiens. Edificio en la plaza de la catedral. (Foto de Jesús Díaz). Observamos en esta foto un bello edificio del neogótico civil en el cierre y delimitación de la plaza oeste de la catedral. Se distribuye en tres alturas abriéndose sus muros con bellos vanos geminados a modo de galerías.
D) UN VISTAZO  INTERIOR.






















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Vista de la nave central desde el este.(Foto de Jesús Díaz). Observamos en esta imagen la altísima nave central cubierta con bóvedas de crucería simple que se compone de tres alturas, arcos formeros, triforio y claristorio. Por sus tres alturas y por tener el triforio ciego, sin vidrieras, sigue el modelo del gótico clásico de la catedral de Chartres. Al fondo vemos la contrafachada occidental con el órgano y el gran rosetón.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Vista de la nave central desde el oeste. (Foto de Jesús Díaz). Observamos ahora la nave central  hacia la cabecera. La verticalidad arquitectónica es vertiginosa. Vemos como  el ábside exhibe tres alturas, arcos formeros estrechos y estilizados, triforio con vidrieras y claristorio.























Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Vista del ábside. (Foto de Jesús Díaz). En esta imagen apreciamos el ábside de la nave central más próximo y percibimos con más claridad la distribución arquitectónica característica del gótico radiante con tres alturas, arcos formeros apuntados esbeltísimos, triforio abierto con vitrales y con arcos geminados ojivales y claristorio que derrama la luz al interior. Los muros se desmaterializan. La arquitectura gótica recibe los empujes de las bóvedas en puntos concretos y no en todo el muro, a diferencia del románico, y por ello puede permitirse abrir los muros de forma espectacular como comprobamos en esta cabecera.






















Amiens. Catedral de Notre Dame.Interior. Nave central vista en altura. (Foto de Jesús Díaz). Comprobamos cómo la nave central sigue la estructuración gótica clásica, arcos formeros en la parte inferior, para separar la nave central de las colaterales, triforio ciego, sin abrirlo con vidrieras, y claristorio superior.
























Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Vista de la nave y el transepto. (Foto de Jesús Díaz). Comprobamos en esta imagen que también el transepto norte se estructura al modo del gótico clásico de Chartres, con tres alturas, manteniéndose el triforio ciego, al igual que en la nave central. Las nervaduras de las bóvedas confluyen en los vértices de los tramos prolongándose mediante columnillas adosadas hasta el suelo. Grandes columnas con capiteles reciben los empujes absorbidos parcialmente por las columnillas descendentes.






















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Vista de la nave y el transepto sur. (Foto de Jesús Díaz). Observamos que el transepto sur muestra ya una estructuración del gótico radiante, pues es triforio está rasgado con vidrieras, al igual que el coro-cabecera .
























Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Vista de la nave central con sus bóvedas de crucería y vista de la contrafachada oeste con el óculo . (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Crucero. (Foto de Jesús Díaz). Como vemos en esta imagen los tramos de las naves centrales del cuerpo de la catedral y del transepto son rectangulares y con crucería simple mientras que el crucero, la intersección de dichas naves centrales es cuadrado y su bóveda de crucería muestra terceletes y ligaduras. Apréciese la estricta geometría simétrica de la bóveda.
























Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Vista del transepto. (Foto de Jesús Díaz). Vemos en esta imagen uno de los brazos del transepto, esto es de la nave transversal. Su fachada exhibe tres niveles de altura; destaca su triforio con vidrieras y su gran rosetón como claristorio.



Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Laberinto en la solera . (Foto de Jesús Díaz). El laberinto que se despliega en la solera de la catedral muestra en su centro un octógono con los nombres de los arquitectos principales. Fue reconstruido en el siglo XIX por el taller de Violet le Duc entre 1894 y 1897, recordando el medieval. Es blanco y negro de carácter geocéntrico.


Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Laberinto en la solera. Detalle (Foto de Jesús Díaz). Observamos en esta foto el octógono central del laberinto. En los laterales dorados apreciamos inscripciones referentes a los maestros que intervinieron en la construcción de la catedral.          


Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Escultura funeraria. (Foto de Jesús Díaz).


Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Grupo escultórico funerario. (Foto de Jesús Díaz).



















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Monumento funerario en bronce. (Foto de Jesús Díaz).


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Detalle de monumento funerario en bronce. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Monumento funerario en bronce. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Relieves referentes a Santiago apóstol. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Relieves referentes a Santiago apóstol. (Foto de Jesús Díaz).























Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Monumentos funerarios y relieves escultóricos relativos a San Fermín. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Relieves relativos a San Fermín. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Relieves relativos a San Fermín.  (Foto de Jesús Díaz).
Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Sepulcro y relieves referentes a San Fermin. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Sepulcros y relieves relativos a San Fermin. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Sepulcro y relieves escultóricos. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Sepulcro. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Relieves escultóricos. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Cuadrilóbulo con relieve. (Foto de Jesús Díaz).


















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Cuadrilóbulo con relieve. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Cuadrilóbulo con relieve. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Cuadrilóbulo con relieve. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Cuadrilóbulo con relieve. (Foto de Jesús Díaz).























Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Escena relivaria. (Foto de Jesús Díaz).






















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Escena relivaria. (Foto de Jesús Díaz).























Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Escena relivaria. (Foto de Jesús Díaz).






















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Escena relivaria. (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Catedral de Notre Dame. Conjunto relivario relativo a San Juan Bautista. (Foto de Jesús Díaz).






















Amiens. Catedral de Notre Dame.Escena relivaria relativa a San Juan Bautista. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Cuadrilóbulo relivario. (Foto de Jesús Díaz).

















Amiens. Catedral de Notre Dame. Interior. Cuadrilóbulo relivario. (Foto de Jesús Díaz).









Amiens. Catedral de Notre Dame. Reliquia de la cabeza de San Juan Bautista. (Foto de Jesús Díaz).

2) OTROS EDIFICIOS DE LA CIUDAD.










Amiens. Iglesia de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz). Vemos en esta imagen otra de las hermosas iglesias de Amiens, la iglesia de Saint Leu situada en la calle homónima, en el barrio Latino, y con la advocación de Saint Leu obispo de Amiens en el siglo VI. Apreciamos una vista general desde el suroeste. Es una iglesia gótica del siglo XV de tres naves. Observamos en primer término la torre a la vez sólida y esbelta con sus grandes vanos góticos y su chapitel de pizarra.











Amiens. Edificio de LCL. (Foto de Jesús Díaz). Vemos en esta foto la fachada principal de un bello edificio clasicista.  Tiene dos pisos, el inferior a modo de zócalo y el superior como planta noble se abre mediante tres hermosos ventanales de medio punto moldurados, abiertos entre cuatro pilastras. Varios relieves, tondos, guirnaldas, figuras humanas, decoran con estricta simetría su cara principal. Culmina con un escalonado central y un motivo heráldico.

Amiens. Calle que conduce a la portada de la Virgen Dorada de la catedral. (Foto de Jesús Díaz). La atractiva decoración vegetal florida alegra la vista del paseante.









Amiens. Plaza próxima a la catedral de Notre Dame. Edificios "Logis du Roi" y "Le Sagitaire". Dos edificios llaman principalmente nuestra atención en esta imagen, un bello torreón gótico conocido como "Le Logis du Roi", por haberse alojado el rey Luis XIII en él,  poligonal, de piedra y ladrillo rojo y chapitel de pizarra que intensifica su verticalidad y un edificio de piedra blanca, conocido como "Le sagitaire", con dos grandes arcos ojivales en su planta baja y profusa decoración relivaria en sus enjutas, frisos, cabeceras de los vanos.
La casa  "Le sagitaire" es un edificio del siglo XVI. Fue una antigua casa de comercio anteriormente ubicada en lqa calle Vergeaux a 500 metros de su ubicación actual. La fachada, piedra por piedra fue desmantelada después de la Segunda Guerra Mundial y fue reconstruida  junto al  Logis du Roi . Esta hermosa fachada renacentista (a pesar de las dos grandes ventanas de inspiración gótica) se atribuye a Charles Buller, sobrino de John Bull, quien firmó la realización del castillo de Ecouen. Propiedad de Jean, rico comerciante de telas Bultel, esta casa lleva el nombre de las dos puntas de flecha situadas encima de las dos ventanas de la tienda. Una Virgen con el Niño y otras esculturas alegóricas adornan la fachada, inspirada en la Iconología de Cesare Ripa.


Amiens. Palacio de Justicia. (Foto de Jesús Díaz). Vemos en esta foto la fachada principal del Palacio de Justicia de Amiens próximo a la catedral de Notre Dame construido entre 1865 y 1880. Apreciamos su bella arquitectura clasicista. Se estructura en dos plantas con grandes vanos verticales de medio punto; su parte central se destaca con un pórtico exástilo de grandes columnas con capiteles corintios y un frontón triangular con abigarrada decoración relivaria. En los intercolumnios más estrechos destacan dos esculturas exentas sobre pequeños pedestales, Demóstenes y Cicerón, dos grandes oradores clásicos, griego el primero, romano el segundo, virtudes  la oratoria y la argumentación muy relacionadas con la impartición de justicia. En primer término, sobre dos grandes pedestales, se yerguen sedentes dos grandes esculturas que simbolizan y personifican a la actividad jurídica.

Amiens. Edificio neogótico en la plaza de la catedral. (Foto de Jesús Díaz). Bella construcción la que vemos  en la plaza oeste de la catedral, acorde con la hermosura que tiene delante.












Amiens. Torre comunal Le Beffroi. (Foto de Jesús Díaz). Ya se menciona en el siglo XII como símbolo del poder comunal de la ciudad. El edificio que vemos actualmente se compone de un cubo inferior del siglo XV y un cuerpo superior del siglo XVIII con campanario y volutas, cúpula y linterna. Ha sufrido numerosos incendio a lo largo de los siglos. El edificio ha servido también como prisión, lugar de vigilancia, archivo, punto de reunión de los representantes municipales, etc.

Amiens. Torre comunal "Le Beffroi". (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Ayuntamiento. (Foto de Jesús Díaz). El ayuntamiento de la ciudad, "l´hôtel de Ville" se construyó en los siglos XVII y XVIII. Tiene forma de U y dispone de planta sótano, planta calle, planta noble y ático. Predominan los grandes vanos verticales de medio punto. 


Amiens. Ayuntamiento. (Foto de Jesús Díaz). Las alas laterales cobijan y flanquean a la fachada principal del edificio cuya parte central, destacada mediante la arquitectura y la escultura, corresponde a la entrada con escalinata. El cuerpo central de acceso al edificio se subraya y enfatiza mediante columnas pareadas en ambos pisos, grandes vanos de medio punto y un coronamiento en forma de templete de frontón curvo partido sostenido por cariátides, en cuyo campo lucen  el escudo de la ciudad, entre dos unicornios rampantes, y el reloj. Sobre el entablamento, en la vertical de las columnas pareadas se representan sedentes a dos personajes relevantes del medioevo de Amiens,  el obispo Geoffrois y el rey Luis VI "Le Gros" , el gordo, que consiguieron la libertad de Amiens en 1115.

Amiens. Ayuntamiento. Fachada principal. (Foto de Jesús Díaz).










Amiens. Ayuntamiento. Cuerpo central de entrada en la fachada principal. Vemos cómo los constructores remarcaron la puerta de entrada mediante columnas pareadas anilladas con potentes pedestales en el piso inferior y columnas acanaladas corintias en el piso superior. Los dos cuerpos verticales laterales de columnas, pedestales y esculturas del obispo Geoffroi y del rey Luis VI se adelantan con respecto al plano de la fachada otorgándole volumetría, tridimensionalidad, y cierto movimiento.









Amiens. Ayuntamiento. Cuerpo superior central. (Foto de Jesús Díaz). A la altura del balcón principal del ayuntamiento se despliega una balaustrada que recorre horizontalmente toda la fachada principal. Obsérvese la escultura que adorna el templete superior, escudo, unicornios,  personajes laterales sedentes, escultura del tímpano del templete, etc.









Amiens. Edificio del siglo XVI. (Foto de Jesús Díaz). Bello edificio de piedra con destacable decoración tardogótica y renacentista sobre la galería de ventanas y sobre la puerta.









Amiens. Edificio del siglo XVI. Detalle de su decoración. (Foto de Jesús Díaz). Vemos arquillos conopiales con polilóbulos interiores y bellísimos tondos en las enjutas con bustos masculinos y femeninos que se miran.

Amiens. Edificio del siglo XVI. Detalle de su decoración. (Foto de Jesús Díaz). Apréciese la carnosidad de los relieves, su variedad y en especial las bellas efigies dentro de tondos vegetales.

3) ARQUITECTURA DOMÉSTICA TRADICIONAL.

Es una delicia callejear por los barrios antiguos de Amiens, especialmente por el barrio Saint Leu, y disfrutar de las hermosas casas tradicionales que se alinean en torno al río Somme y sus canales.
Amiens. Río Somme y barrio Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz). Obsérvense los bellísimos edificios populares policromos que bordean el río, con sus numerosos cafgés, tiendas, etc.


Amiens. Río Somme y Barrio de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz). Fachadas diversas color pastel, tejados de pizarra, rojizos, algunos con mansardas, vanos diversos con contraventanas de madera,  alegran la mirada del paseante que se demora deliberadamente en el recorrido para disfrutarlo con mayor intensidad.

Amiens. Río Somme y barrio de Sain Leu. (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Casas en la ribera del Somme en el barrio de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz).










Amiens. Barrio de Saint Leu a orillas del rio Somme. (Foto de Jesús Díaz).












Amiens. Vista de la catedral de Notre Dame desde el norte, desde el barrio de Saint Leu y el río Somme. (Foto de Jesús Díaz).









Amiens. Casas particulares a orillas de los canales del somme. (Foto de Jesús Díaz).










Amiens. Vista de la catedral desde el norte. (Foto de Jesús Díaz). Obsérvense las deliciosas casitas de tejados a dos aguas en las proximidades de la catedral.

Amiens. Río Somme y barrio de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz).Deleitémonos con las bellísimas casas que descansan serenas a orillas del Somme. La casa de primer término estructura sus muros mediante maderos verticales, horizontales y diagonales, y luce un tejado a dos vertientes  con bella mansarda.

Amiens. Barrio de Saint Leu. Un puentecillo en primer término y casas tradicionales de bellísimo trazado, colorismo y decoración  al fondo. (Foto de Jesús Díaz). Apréciese especialmente la cuidada y sugerente policromía, rojos, azules, amarillos, verdes, marrones, en seductora sinfonía polícroma .
Amiens. Barrio de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz). Las aguas verdes se desplazan serenas y tranquilas lamiendo los pies de las casitas multicolores. Un sauce inclina su verde fronda para acariciar las aguas.










Amiens. Barrio de Saint Leu. Callejuela. (Foto de Jesús Díaz). Una escondida callecita con pavimento de piedra nos premia con su belleza por haberla encontrado.
Amiens. Barrio de Saint Leu. Calle empedrada. (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Canal desplegándose sinuosoentre dos líneas de edificios en el barrio de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz).

Amiens. Barrio de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz). La belleza se manifiesta en todos los rincones, flores multicolores, aguas verdes espejeantes, casas de ensoñación.

Amiens. Barrio de Saint Leu. (Foto de Jesús Díaz). Río Somme, puente y arquitectura tradicional se funden en el crisol de la hermosura.

4) LES HORTILLONNAGES.

"Les hortillonnages", los huertos, próximos al centro de la ciudad de Amiens, ocupan unas 300 hectáreas y son jardines flotantes, parcelas de cultivo surcadas por diversos canales. El desplazamiento obviamente se realiza mediante canoas, kayaks. La belleza que por doquier rebosa este lugar  hace pensar en paraisos ensoñados hechos realidad.









Amiens. "Les hortillonnages". (Foto de Jesús Díaz). Obsérvese la exuberante vegetación, los huertos cultivados, las flores, los canales.










Amiens. "Les hortillonnages". Embarcadero. (Foto de Jesús Díaz). Los viajeros pueden disfrutar de un paseo por los canales, cual Venecia del Norte, partiendo del embarcadero que vemos en la imagen.
Amiens. "Les hortillonnages". (Foto de Jesús Díaz). Vemos uno de los canales que se desliza serpenteante y tranquilo entre vegetación pródiga.










Amiens. "Les hortillonnages". (Foto de Jesús Díaz). Flores de variadísimo colorido brotan por doquier a orillas de los canales en los diversos huertos.











Amiens. "Les hortillonnages". Vemos un huerto en cuyo centro luce un carro de madera cual gran macetero.

Amiens. "Les hortillonnages". (Foto de Jesús Díaz). Hasta cuando llueve a mares salpicando lós goterones la cristalina y límpida faz del canal, no se esfuma la seducción del lugar  y la belleza que emana de él.





Amiens. "Les hortillonnages". (Foto de Jesús Díaz). Bellos nenúfares sestean en las aguas dormidas de los canales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada